• “Sacar de Abajo”

    Actualidad | Marcos Villamán


    “Sacar de Abajo”

    Sacar de abajo” es una expresión usada por los dominicanos y dominicanas para referirse a una situación problemática y carente de recursos cuya solución exige esfuerzos importantes por parte de los implicados para poder arribar a soluciones adecuadas o convenientes. En general, buscado o no, la vida misma se encarga de colocarnos en situaciones de este tipo. Sea cual fuere el espacio en el que cada quien se ubica y desarrolla sus actividades, le llegará el o los momentos difíciles, complicados, en los que se pondrá en juego si en verdad ha aprendido a enfrentar la vida, dicho en criollo, a echar el pleito. Es decir, si sabe crecerse ante la adversidad, sacar de abajo para echar la pelea y lograr ser exitoso, o por lo menos no sucumbir sin más, y desarrollar así la capacidad de enfrentar las dificultades.

    Como es esperable, no todo esfuerzo realizado culmina con el éxito. Pero, lo que sí es posible es que lo que hacemos, exitoso o no, nos permita aprendizajes útiles para una vida valiosa. De eso se trata en parte cuando nos referimos a eso que llamamos “experiencias”. Buenas o malas nos enseñan. Sobre todo si hemos sido capaces de “echar el pleito” con inteligencia y dignidad. Evidentemente, todos y todas estamos interesados en ser ganadores pero no por ello debemos obviar el hecho de que perder o ganar son siempre sólo una posibilidad. Nadie tiene asegurado el triunfo, la derrota está siempre al acecho.

    El éxito y el fracaso son pues dos posibilidades que están siempre presentes en todo lo que intentamos desarrollar en la vida. Una condición fundamental del logro del éxito es la disposición permanente a “echar el pleito” hasta que sea prudente. Esta actitud exigida en innumerables oportunidades demanda un esfuerzo más allá de lo acostumbrado, un plus, dar el extra dicen los deportistas. Esta metáfora intenta indicar la necesidad inevitable de “sacar fuerzas de donde aparentemente ya no existen” para culminar exitosamente una tarea asumida o encomendada y evitar abandonarla. Algunos hablan de sacar fuerzas de donde ya no quedan. Dicho menos dramáticamente, se trata de estar dispuesto a entregar el esfuerzo mayor para hacer las cosas bien. Hacerlo “como debe ser”, dicen algunos.

    Cultivar esta capacidad implica siempre el esfuerzo. Se supone que la tarea educativa tiene como uno de sus objetivos despertar en los jóvenes esa sana disposición, en el entendido de que en la vida real tendrán que utilizarla para ser exitosos, para poder “salir a camino”. Pero, en esas condiciones de cansancio extremo, cuando las fuerzas parecen ya no dar para más, cuando se nos agotan los lugares normales desde donde sacar, ello sólo es posible si se es capaz de “sacar de abajo” puesto que se supone que ya no queda más dónde buscar. “Abajo” parece indicar así un lugar lejano, una especie de espacio imaginario, donde aún podrían quedar los elementos para un final y definitivo esfuerzo que permitiría culminar en el éxito.

    En tiempos como el nuestro de hoy, marcado de manera importante por la incertidumbre recogida jocosa y realistamente en la frase: “puede que sí, puede que no, lo más seguro es que quien sabe”. En estas condiciones que hoy vivimos, atravesadas por un aparente cansancio y un cierto desdibujamiento de los horizontes, cuando las fuerzas parecen ya no dar para más, si nos sigue interesando la construcción de una sociedad donde todos y todas quepamos, ello sólo será posible si se es capaz de “sacar de abajo”, de ese lugar al que la sabiduría popular designa con ese decidor adjetivo como “el lugar de los de “abajo”.

    Publicado en el periódico matutino HOY.

    No hay comentarios :

    Publicar un comentario

    Promueve el diálogo y la comunicación usando un lenguaje sencillo, preciso y respetuoso...

    REFLEXIONES

    REFLEXIONES

    QUIENES SOMOS

    Somos una comunidad religiosa fundada por el P. Julio Chevalier en el año 1854, en Issoudun, Francia. El proyecto al que buscamos ser fieles es, desde el Corazón misericordioso de Jesús, anunciar el amor de Dios al mundo.

    AMIGO DEL HOGAR

    Orientada esencialmente a la familia desde una visión humano-cristiana, la Revista Amigo del Hogar nace en el año 1942, como obra evangelizadora de los Misioneros del Sagrado Corazón (MSC).

    GUIA MENSUAL | JUNIO 2020

    GUIA MENSUAL  |   JUNIO 2020

    IMPRENTA - EDITORA - REVISTA

    IMPRENTA - EDITORA - REVISTA