• Noticias

    viernes, 13 de noviembre de 2020

    La vida familiar como contexto educativo

    Familia y Educación | Jesús de León Mercedes, MSC



    La vida familiar como contexto educativo

    Una mirada desde la perspectiva de Amoris laetitia del Papa Francisco

    La función educativa de la familia es necesaria para el desarrollo moral de los hijos. Los padres tienen que aceptar esta tarea con entusiasmo. La familia es lugar de acompañamientos. Los papás son guías para los niños que van creciendo y desarrollándose en el ambiente del hogar.

    Dentro del ambiente educativo de la familia es una situación compleja, el hecho de dominar espacio, no se trata de dominar y controlar a los hijos, sino de generar proceso de maduración, de crecimiento integral y capacitarlo en libertad. Los padres cuentan con la colaboración de las escuelas, no se puede delegar toda la educación. La formación moral, ética y afectiva necesitan una experiencia fundamental que vaya dirigida a favor del bien. Esta formación debe darse de modo inductivo, que los hijos lleguen a descubrir por sí mismo la importancia de determinados valores y normas.

    La formación ética implica dar testimonio, es necesario mostrarles a las personas la importancia de lo justo. Esto exige esfuerzo y renuncia. Es preciso crear hábitos y costumbres positivas, para lograr que los valores interiorizados desde la niñez, se conviertan en comportamientos externos sanos. La libertad va de la mano con la educación moral. Los gestos, los símbolos, el diálogo, las reflexiones, y las exhortaciones positivas, son principios exteriores que mueven a hacer el bien.

    La corrección es un estímulo cuando va llena de confianza y paciencia. Debe fomentarse la capacidad de ponerse en el lugar del otro. 


    La corrección es un estímulo cuando va llena de confianza y paciencia. Debe fomentarse la capacidad de ponerse en el lugar del otro. Se tiene que orientar al niño a pedir perdón y a reparar el daño hecho a los demás, con algún gesto de sensibilidad. El hijo que comete una mala acción debe ser corregido, pero nunca como un enemigo. La disciplina no puede convertirse en una mutilación del deseo sino en una manera de ver su dignidad y su identidad.

    La familia es considerada como la primera escuela de los valores humanos, en donde se practica el buen uso de la libertad. Vivimos en un tiempo en donde reina la ansiedad y la rapidez tecnológica. Se debe educar en la capacidad de esperar. No se trata de prohibiciones, sino de generar el buen uso de los medios de comunicación social. La educación, en la capacidad de esperar, ayuda a que los hijos no crezcan con el vicio de quiero y tengo. La espera enseña a ser dueño de sí mismo y ser libre frente a su propio impulso. Es muy importante replantearse los hábitos de consumo para cuidar nuestra casa común. Se debe educar hacia una ecología integral, las familias contienen los principios básicos de la civilización humana: la comunión y la fecundidad. La comunicación entre los miembros de la familia es eficaz para el desarrollo de la socialización (cfr. AL 259-279).

    Lectura Orante

    Amigo del Hogar | Revista

    Orientada esencialmente a la familia desde una visión humano-cristiana, la Revista Amigo del Hogar nace en el año 1942, como obra evangelizadora de los Misioneros del Sagrado Corazón (MSC).

    ¿Quiénes Somos?

    Somos una comunidad religiosa fundada por el P. Julio Chevalier en el año 1854, en Issoudun, Francia. El proyecto al que buscamos ser fieles es, desde el Corazón misericordioso de Jesús, anunciar el amor de Dios al mundo.

    Temas de Salud

    CAMPAÑA: "NOCHES DIGNAS"