• Noticias

    viernes, 26 de febrero de 2021

    La maternidad divina de María


    Mariología | Juan Corona Estévez, MSC




    La maternidad divina de María

     

    Hasta el momento la Iglesia ha declarado cuatro verdades sobre María en forma dogmática, las cuales enuncian que María es madre de Dios, siempre Virgen, inmaculada desde su concepción y asunta al cielo. En esta ocasión abordaré el tema sobre el dogma de la maternidad divina de María presentando aquí su fundamento bíblico, en lo adelante iré exponiendo otras dimensiones que nos ayudarán a ahondar más en su significado.

     

    De entrada, se debe recordar que el dogma de la maternidad divina fue proclamado en el concilio de Éfeso del año 431. Este concilio confirmó, por una parte, la unidad de las dos naturalezas la divina y la humana, en la persona del Hijo de Dios (cfr. DH 250) y, por otra, la legítima atribución a la Virgen con el título Madre de Dios (cfr. DH 251)[1]. En ese sentido, el concilio Vaticano II en la Constitución Dogmática Lumen Gentium 66, expresa claramente que “desde los tiempos más antiguos, la Bienaventurada Virgen es honrada con el título de Madre de Dios a cuyo amparo los fieles acuden con su súplica en todos sus peligros y necesidades”.

     

    Mateo enfatiza que en el nacimiento de Jesús se cumplió la visión del profeta Isaías 7,14, “He aquí que una doncella está encinta y va a dar a luz un hijo...

     

    La sustentación bíblica de este dogma se sitúa prácticamente en los relatos de infancia de los evangelios de Lucas y Mateo (cfr. Lc 1,26-56; Mt 1,18-25; 2,11). Sin embargo, el teólogo Michaud en su obra María de los evangelios expone otros textos que sirven de fundamento a este dogma, ejemplo de ello: la Anunciación del ángel a María (cfr. Lc 1,31-35); la visitación de María a Isabel (cfr. Lc 1,39-43); la profecía de Simeón (cfr. Lc 2,33-35) y Jesús en el templo a los doce años (cfr. Lc 2,46-52). Asimismo, en Hechos de los Apóstoles 1,14, Lucas indica que “todos perseveraban unánimes en la oración [...] con María la madre de Jesús”[2].

     

    Otro texto clave es el de Gálatas 4,4, el cual afirma “cuando llegó la plenitud de los tiempos envió Dios a su Hijo, nacido de una mujer”. Por otra parte, se encuentra el relato de Mateo 1,1-17, que muestra el árbol genealógico de Jesús, “Jacob engendró a José, el esposo de María, de la que nació Jesús, llamado el Cristo” (Mt 1,16). De acuerdo con Michaud, el evangelista Mateo menciona entre los antepasados de Jesús a cuatro mujeres, quizá con el propósito de hacer referencia a la maternidad de María. En ese mismo orden, Mateo enfatiza que en el nacimiento de Jesús se cumplió la visión del profeta Isaías 7,14, “He aquí que una doncella está encinta y va a dar a luz un hijo, y le pondrá por nombre Emmanuel”. La intención del autor en este texto, más que todo, consiste en afirmar la singularidad de los orígenes del Hijo de Dios hecho hombre.

     

    En el evangelio de Juan, se encuentran al menos dos pasajes que tienen relación con la madre de Jesús, entre ellos: la Boda de Caná (cfr. Jn 2,1-12) y Juan 19,25-27, que narra la escena al pie de la cruz donde María es la mujer a la que Jesús confía la solicitud y cuidado del discípulo amado.

     

    El recorrido realizado hasta el momento sobre los datos bíblicos nos ayuda a comprender que el dogma como tal es un camino al que se llega después de varios años de reflexión, de búsqueda teológica, aclaración doctrinal y contraste de opiniones. Una vez reunidas estas condiciones, la Iglesia, va estableciendo con claridad ciertos contenidos y desde ellos va construyendo su fundamento doctrinal.

     

     



    [1] Denzinger, H., Hünermann, P., Enchiridion Symbolorum, el magisterio de la Iglesia. Enchiridion Symbolorum Definitionum et Declarationum de Rebus Fides et Morum, Barcelona, 2000.

    [2] Michaud, J, P., María de los evangelios, Navarra, 1992, pp. 9-57.

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    Promueve el diálogo y la comunicación usando un lenguaje sencillo, preciso y respetuoso...

    Educando

    Entradas Recientes

    En Familia

    Amigo del Hogar | Revista

    Orientada esencialmente a la familia desde una visión humano-cristiana, la Revista Amigo del Hogar nace en el año 1942, como obra evangelizadora de los Misioneros del Sagrado Corazón (MSC).

    ¿Quiénes Somos?

    Somos una comunidad religiosa fundada por el P. Julio Chevalier en el año 1854, en Issoudun, Francia. El proyecto al que buscamos ser fieles es, desde el Corazón misericordioso de Jesús, anunciar el amor de Dios al mundo.

    Lectura Orante

    Entradas populares