• Noticias

    lunes, 22 de marzo de 2021

    Las iglesias en Siria, un faro de esperanza

     

    Noticias | Puertas Abiertas



    Las iglesias en Siria, un faro de esperanza

     

    Tras 10 años de guerra civil, la situación del pueblo sirio sigue siendo una "pesadilla viviente". En medio de tan trágica situación, la iglesia continúa viva y trayendo esperanza.

     

    El 15 de marzo de 2011, una pequeña protesta en la ciudad de Alepo, desencadenada por las protestas más amplias de la Primavera Árabe, se intensificó y llevó al país a una brutal guerra civil. Diez años de violencia, en la que han participado actores nacionales, regionales y mundiales, han causado la muerte de aproximadamente 380.000 personas y han desplazado a la mitad de la población de Siria, unos 13,2 millones de personas. Mientras que aproximadamente estos buscaron refugio en otras partes del mundo, la otra mitad se quedó.

     

    "Es imposible comprender plenamente el alcance de la devastación en Siria, pero su pueblo ha soportado algunos de los mayores crímenes que el mundo ha presenciado en este siglo", declaró a los periodistas el 10 de marzo el secretario general de la ONU, António Guterres. "La magnitud de las atrocidades sacude la conciencia. Sus autores deben rendir cuentas para que haya una paz sostenible en Siria", afirmó.

     

    Crisis

    Una década de inestabilidad ha sumido a Siria en una crisis humanitaria, con una creciente inseguridad alimentaria. "Alrededor del 60% de la población siria no tiene acceso regular a suficientes alimentos seguros y nutritivos, y se calcula que más del 90% de la población vive por debajo del umbral de la pobreza", afirma The International Federation of Red Cross and Red Crescent Societies (IFRC) en un comunicado de prensa.

     

    Siria llegó a tener una población cristiana considerable, de unos 1,8 millones de personas, pero quedan menos de 800.000, según las estimaciones de Puertas Abiertas.

     

    Aunque no estaba preparada para la guerra, la iglesia siria respondió a la crisis aportando esperanza, dijo un portavoz de Puertas Abiertas de la región.

     

    "Las iglesias, así como otras organizaciones confesionales locales, han prestado asistencia humanitaria, atención a los traumas, educación, proyectos de subsistencia, así como formación profesional, y otros servicios esenciales", dijo. Para apoyarlos, Puertas Abiertas inició en 2016 la campaña Esperanza para Oriente Medio, que continuará hasta 2022.

     

    Hasta ahora, se han distribuido más de un millón de paquetes de alimentos a familias necesitadas, se han renovado más de 500 hogares y se han invertido en más de 1.730 proyectos de generación de ingresos. En los últimos cinco años, una media de 15.000 familias han recibido paquetes de ayuda para el invierno cada año. Anualmente, unas 12.000 personas han pasado por un programa de capacitación.

     

    Centros de Esperanza

    Puertas Abiertas también ha invertido en ayudar a las iglesias locales para que se conviertan en "Centros de Esperanza" y ofrezcan servicios y ánimo a sus comunidades locales. Hasta ahora se han creado 40 centros y otras 110 iglesias reciben apoyo.

     

    "Durante la guerra, nuestro apoyo cambió. Hicimos el cambio natural de la ayuda puramente de socorro a la satisfacción de otras necesidades", dijo Mourad, el coordinador de trabajo de Puertas Abiertas en Siria. "La comida y el refugio por sí solos no dan esperanza. Darles apoyo psicosocial, ayudarles a cubrir sus propias necesidades mediante proyectos generadores de ingresos y ayudarles a encontrar un propósito en la vida, sí dan esperanza."

     

    Pero el aumento de la inflación ha afectado a la ayuda que las iglesias pueden ofrecer, dijo Barkev Abajian, uno de los responsables del Centro del Buen Pastor de la Iglesia de la Alianza en la ciudad norteña de Alepo. "Incluimos menos artículos en el paquete de alimentos que antes. Sé que la gente también necesita los artículos que dejamos fuera, porque no pueden comprarlos. La mayoría de la gente no tiene trabajo o hace trabajos ocasionales, pero sus ingresos son tan escasos que no pueden cubrir todas sus necesidades", dijo a Puertas Abiertas en julio del año pasado.

     

    Financiación flexible

    Es más importante que nunca que los donantes y los actores humanitarios consideren la posibilidad de agilizar la asignación de fondos humanitarios a actores religiosos locales cualificados y de confianza en Irak y Siria, según Puertas Abiertas.

     

    Los actores locales cuentan con una ventaja competitiva a la hora de prestar asistencia humanitaria y de desarrollo a las comunidades afectadas. A menudo han sido los primeros en responder, ya que han prestado asistencia humanitaria y servicios sociales durante siglos. Proporcionan un gran acceso logístico. Tienen la capacidad de efectuar cambios sociales y actuar como interlocutores en sus comunidades y son socios creíbles y de confianza en sus comunidades. En las dos últimas décadas han demostrado ser socios insustituibles e inestimables.

     

    Publicado en

    https://www.puertasabiertas.org/actualidad/noticias/las-iglesias-en-siria-un-faro-de-esperanza

     

     

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    Promueve el diálogo y la comunicación usando un lenguaje sencillo, preciso y respetuoso...

    Educando

    Entradas Recientes

    En Familia

    Amigo del Hogar | Revista

    Orientada esencialmente a la familia desde una visión humano-cristiana, la Revista Amigo del Hogar nace en el año 1942, como obra evangelizadora de los Misioneros del Sagrado Corazón (MSC).

    ¿Quiénes Somos?

    Somos una comunidad religiosa fundada por el P. Julio Chevalier en el año 1854, en Issoudun, Francia. El proyecto al que buscamos ser fieles es, desde el Corazón misericordioso de Jesús, anunciar el amor de Dios al mundo.

    Lectura Orante

    Entradas populares