• Noticias

    jueves, 6 de mayo de 2021

    Un mensaje para los docentes


    Para vivir mejor | Dra. Miguelina Justo





    Un mensaje para los docentes, ante
    el regreso voluntario a las aulas

     

    La pandemia producida por el nuevo coronavirus y las medidas que se han impuesto para intentar contenerla han retado nuestra capacidad de adaptación. Nunca antes esta generación, había compartido un mismo reto:  mujeres, hombres, estudiantes, empresarios, docentes, cantantes y deportistas, todos, de distintas maneras, hemos visto alterada nuestra forma de vida.

     

    Los cambios constantes suplantaron la seguridad que nos ofrecía lo predecible, lo que creíamos saber sucedería, en el caso de los docentes, por ejemplo:  clases presenciales, recreos ruidosos y cuadernos por corregir.  Llegamos a cuestionar nuestra habilidad para encarar lo impensable:  clases virtuales todos los días y abrazos a distancia.

     

    A lo largo de este año, los docentes han tenido que reinventarse y reinventar su forma de trabajo: reuniones virtuales, mensajes de texto y pupitres vacíos.  Ha sido demasiado, sí, sin embargo, un nuevo reto se presenta en el camino:  el regreso voluntario, gradual, y seguro a las aulas.  Estamos conscientes de que abrir las aulas requerirá un esfuerzo mayor porque el trabajo virtual continuará. Combinar estas dos modalidades será otro desafío.  Tendremos la tentación de abandonar o de desgastarnos prematuramente.  Por ello, quiero que reflexionemos juntos sobre aquello que nos ayudaría a cuidarnos a nosotros mismos, al tiempo que proteger a los miles de estudiantes que encontraremos cara a cara y aquellos que veremos aún detrás de una pantalla. 

     

    Les proponemos, pues, la siguiente imagen:  caminamos durante la noche de las dudas, de las teorías conspirativas, de las verdades a medias y de las mentiras completas.  Nos toca ser luz en medio de esta inmensa oscuridad, para guiar a estudiantes, padres, madres y tutores, y también para apoyar a nuestros colegas. Te animo a que evalúes si la luz que llevas es pequeña, si está producida por una flama que el viento apaga, un fuego hecho de miedo.

    Podría ser que, en cambio, la luz con la cual intentas guiar sea producida por un fuego vigorizo, que, al ser avivado por el viento de las dificultades propias de la vida, acabe devorante, quemante por dentro y por fuera, convirtiéndote en una víctima del agotamiento.  No queremos que esto pase, queremos que puedas iluminar, como las estrellas que guiaron a los navegantes de otros tiempos.  Hoy necesitamos justo esto, estimado docente, que seas guía.  Para ello te recomendamos cultivar las tres C del autocuidado:

     

    1.                Conocimiento de ti mismo y de tu entorno, el cual te permitirá reconocer tus límites y tus posibilidades.   Esto te ayudará a gestionar mejor tu tiempo, a establecer prioridades, porque el día seguirá teniendo 24 horas.  Te forzará a discernir cuándo decir que sí y cuándo no. 

    2.               Compasión, que te invita a practicar el buen trato para contigo y para con los demás.  Te anima a reconocer cuándo necesitas descanso y cuándo te tocará exigirte. La actitud compasiva te permite ser flexible, te hace capaz de aceptar y de actuar desde la paciencia que hace que todo florezca.

    3.               Colaboración, necesaria para pasar de la queja a la propuesta, de la crítica a la creación.  Para evitar que seas consumido por la llama del trabajo, conviene que cultives redes fuertes de cooperación.  Pide, no exijas; motiva, no demandes.  Asume lo que te corresponde, delega sabiamente y permite que el otro asuma las consecuencias de sus decisiones. 

    4.               Estas son las estrategias que te proponemos para evitar el desgaste que paraliza o la indiferencia que nos vuelve cínicos:  el conocimiento de ti, el trato compasivo y la colaboración. 

     

    La luz que producirás no será producto del fuego, que lo consume todo, más de la energía que se produce gracias a la unión, tal como sucede en el Sol. En el centro de nuestra estrella abundan átomos de hidrógeno[i], la energía que les rodea les ha despojado de todo, han perdido sus electrodos y les queda solo el núcleo.  Se mantienen muy cerca, así que se fusionan unos con otros, transformándose de este modo en helio.  La energía liberada es la luz que vemos, esa que convierte la noche en día.

     

    Ahora te pregunto si estás dispuesto a ir al centro de ti, a tu misión, a la razón por la cual enseñas.  Ya sabes que serás despojado de todo, no todo, perdón, de aquello innecesario, quizás de las quejas estériles, de las auto-exigencias irreales o del miedo paralizante. Te conectarás, entonces, con otros núcleos, con tus valores, tus propósitos, tu misión y así serás luz para otros.

     

    Terminamos con un breve cuento[ii], el cual nos invita a reflexionar sobre la importancia de la misión:

    “El viajero se acercó a aquel grupo de canteros y preguntó al primero:

     —¿Qué estás haciendo?

     —Ya ves, —respondió, —sudando como un idiota y esperando a que lleguen las cinco para largarme a casa.

    —¿Qué es lo que haces tú? —preguntó al segundo.

    —Yo, —dijo, —estoy ganándome mi pan y el de mis hijos.

    —Y tú, —preguntó al tercero, —¿qué es lo que estás haciendo?

    —Estoy, —respondió, construyendo una catedral.”

     

    Pregúntate cuál es la catedral que estás construyendo.  Esto te ayudará a dar sentido a tus esfuerzos y a asumirlos desde el amor.

     

    Con la luz que emanará del autoconocimiento, de la compasión y de la colaboración venceremos la incertidumbre, prevalecerá, entonces, la esperanza.

     



    [i] Astronomiaweb  (2019, abril 11). ¿Qué es el Sol y cómo funciona? ¿Es una bola de fuego? [Video]. https://www.youtube.com/watch?v=ePY07OymPkU&t=338s

    [ii] Martín, J. (s.f.). Los tres canteros. La Congregación de Esclavas del Divino Corazón. https://www.adcspinola.org/index.php/descargas-adcspinola/educacion/materiales/sobre-pedagogia/cuentos/632-los-tres-canteros/file


    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    Promueve el diálogo y la comunicación usando un lenguaje sencillo, preciso y respetuoso...

    Para Vivir Mejor

    Entradas Recientes

    En Familia

    Amigo del Hogar | Revista

    Orientada esencialmente a la familia desde una visión humano-cristiana, la Revista Amigo del Hogar nace en el año 1942, como obra evangelizadora de los Misioneros del Sagrado Corazón (MSC).

    ¿Quiénes Somos?

    Somos una comunidad religiosa fundada por el P. Julio Chevalier en el año 1854, en Issoudun, Francia. El proyecto al que buscamos ser fieles es, desde el Corazón misericordioso de Jesús, anunciar el amor de Dios al mundo.

    Temas de Salud

    Entradas populares