• Noticias

    La búsqueda de compañero (a)

    Noviazgo: La búsqueda de compañero (a).  
    El ser humano está hecho para convivir. Desde que nacemos, crecemos en medio de un ambiente de relaciones e intercambio social. La primera persona con la que socializamos es con nuestra madre; después conocemos a nuestro padre, hermanos y familiares; más tarde comenzamos a ampliar el círculo de conocidos y adquirimos amigos y compañeros.
    No cabe duda de que el relacionarse con la demás gente nos provee de muchas cualidades y conocimientos que enriquecen nuestra propia vida, así como nosotros enriquecemos la de los demás. Sin embargo, llegamos a una edad en la que no importa la cantidad de gente que conozcamos, ni la calidad de su amistad... lo que buscamos ahora es el amor; necesitamos por primera vez la experiencia de sentirnos amados por alguien fuera de nuestro entorno familiar. Es ineludible el paso por esa fase de la búsqueda de un compañero para toda la vida.
    Al hablar de esta búsqueda, no me refiero a esa edad maravillosa de la preadolescencia, cuando el sexo opuesto comienza a captar nuestra atención; hablo, más bien, de los años en que buscamos una relación seria, madura y permanente. En esta edad se presenta la imperiosa necesidad de encontrar a alguien con quien compartir el resto de nuestra vida. Y es de esta búsqueda de las que les quiero hablar.
    Hay dos factores que intervienen a la hora de buscar un compañero para toda la vida: a) La necesidad de cercanía, compañía y amor; b) La necesidad de alguien que dé sentido a mi vida.
    En el primer caso estamos hablando de una búsqueda sana. Se trata de una persona que intenta encontrar a alguien que la ame como es, que esté con ella en todos los momentos de su vida, que le brinde cariño, respeto y cercanía. Igualmente se siente el deseo de darse, de amar a alguien y brindar lo mismo a cambio.
    En el segundo caso no podemos decir lo mismo. Cuando una persona está buscando a alguien porque siente que sin un hombre o una mujer a su lado, su vida no tiene sentido o porque se siente inseguro delante del mundo, estamos hablando de una persona que no ha logrado desarrollar una identidad propia y sólo busca un compañero para fusionarse con él y obtener así una identidad. Tal es el caso de las mujeres que van moldeando su personalidad de acuerdo a la personalidad de su esposo. Esto no sólo sucede con las mujeres; de igual forma funciona la psicología en el hombre cuando falta la identidad.
    Es importante que antes de iniciar la búsqueda de un compañero, estemos seguros de quiénes somos, hacia dónde vamos, qué esperamos de nuestro compañero y qué le vamos a ofrecer nosotros. El formar nuestra propia identidad es esencial para la complementación con la pareja y en la formación de una familia pues es precisamente la interacción de identidades, gustos, cualidades y costumbres lo que moldea la identidad de una nueva familia y la de cada uno de sus miembros. Fuente: masalto.com

    No hay comentarios :

    Publicar un comentario

    Promueve el diálogo y la comunicación usando un lenguaje sencillo, preciso y respetuoso...