• Noticias

    Situación sistema penitenciario

    Pastoral Penitenciaria | IV Encuentro Nacional 

    Situación del sistema penitenciario  
    La Pastoral Penitenciaria distribuye el Documento Conclusivo del IV Encuentro Nacional de Pastoral Penitenciaria, realizado en el mes de julio y de cara al futuro. Del Documento encontramos respuestas a preguntas que todos y todas nos hacemos sobre la situación carcelaria, el acompañamiento pastoral a quienes son privados de su libertad por diversas causas…
    ¿Cómo es el tratamiento Penitenciario  en la República Dominicana?
    - La Pastoral Penitenciaria parte de una realidad muy importante:
    El ser humano es, por vocación divina, un ente social, está llamado a convivir con los demás, a peregrinar en esta vida junto a otros. De ahí que, estar aislado es contrario a su naturaleza. Al día de hoy, las sociedades no encuentran un mecanismo eficiente para rehabilitar, reeducar y resocializar a aquellos que han atentado contra la buena convivencia planteada por las leyes de cada colectivo humano. La prisión ha sido el más reciente fruto en este sentido, largo tiempo ha transcurrido ya, y sabemos que no cumple adecuadamente su propósito.
    El concepto de prisión ha sido replanteado. Se le ha llenado de contenido. Se ha depurado el planteamiento de sus objetivos, se han fortalecido sus acciones y, sin embargo, somos conscientes de los deprimentes resultados alcanzados en esta empresa.
    ¿Cuál es la tasa de reincidencia?
    - En República Dominicana acudimos a una alta tasa de reincidencia de los egresados de los centros del sistema tradicional de prisiones. Es perceptible la ausencia de programas de reeducación que conduzcan efectivamente, a los privados de libertad, a un replanteamiento del proyecto de vida. Notamos abusos constantes a su dignidad humana y una laceración frecuente a sus derechos humanos.
    Concluimos que la transformación del sistema penitenciario debe continuar.
    Se deben revisar los programas de reeducación de los internos en los distintos centros de reclusión. Hacerlos productivos en el mismo entorno de la privación de libertad. Determinar el momento adecuado, durante el tiempo en prisión, para un contacto gradual con la sociedad. Redefinir la intervención que se hace en los privados de libertad de forma tal que sea integral y toque cada aspecto de la vida de los internos. Se ha de garantizar una adecuada resocialización comenzando con la eliminación de la “ficha policial” con la que, quienes en un momento concreto se hallaron separados de la sociedad, son estigmatizados y condenados al fracaso.
    ¿Se puede lograr la reintegración Social?
    - Se ha establecido que el propósito de la prisión es le regeneración de los privados de libertad, la construcción de seres nuevos. De bien.
    La dinámica es separar a quien ha alterado el orden social preestablecido; intervenirlo integralmente para proveerle de las condiciones de adaptabilidad de las que, posiblemente, estaba desprovisto y/o crear la actitud de arrepentimiento que conduzca al penado a evitar un nuevo daño a la convivencia humana; y retornarlo para un reencuentro armonioso con la sociedad de la que estuvo separado por un tiempo determinado.
    La privación de libertad, de no poder disponer del curso de su vida, de decidir qué hacer en su día a día constituye, para el penado, una gran carga y, crea en ellos, generalmente de modo gradual, tras un período de depresión, primero, e ira, luego, el deseo de reencuentro con la vida cotidiana de la que fue separado. Su deseo se ve frustrado. Constatan, tan solo poner un pie fuera del recinto de reclusión, que el reencuentro no es como lo pensaron. Las trabas estarán presentes en lo adelante y su vida, difícilmente, sea lo que fue antes del hecho que los llevó a prisión. Denunciamos que, aun habiendo cumplido la pena impuesta, quienes se hallaron privados de libertad afrontan un duro reencuentro con la sociedad. El archivo que de su acción ilícita se conserva en los organismos encargados del orden social quiebra hasta el tuétano las posibilidades de una resocialización. A los egresados de los recintos penitenciarios se les cierran las puertas de la reinserción laboral, el acceso a los estudios, los planes de organización económica a través de las instituciones financieras y, en ocasiones las posibilidades de experimentar un cambio de residencia.

    No hay comentarios :

    Publicar un comentario

    Promueve el diálogo y la comunicación usando un lenguaje sencillo, preciso y respetuoso...