• Noticias

    domingo, 22 de noviembre de 2020

    Pablo en Éfeso

    Lectura Orante | P. Marcos Plante, msc



    Pablo en Éfeso

    Léase atentamente el texto de Hechos 19, 1-7, destacando las palabras claves y la gran sorpresa del acontecimiento final.

    1° Interpretación:

    Un judío llamado Apolo empezó una primera evangelización en Éfeso. Priscila y Áquila, viendo su entusiasmo por anunciar el mensaje, lo llevaron aparte para instruirlo sobre el camino de Dios pues, Apolo conocía solamente el bautismo de Juan. Una vez instruido, Apolo quiso pasar a Corinto y los hermanos de Éfeso le entregaron una carta de recomendación para los creyentes de Corinto. En esto, Pablo llegó a Éfeso y quiso complementar la obra iniciada por Apolo. Preguntó a los creyentes: ¿Recibieron ustedes el Espíritu Santo? Contestaron: No sabemos nada del Espíritu Santo; sólo recibimos el bautismo de Juan. Pablo les indicó que Juan bautizaba para que creyeran en él que vendría después, es decir, en Jesús. Al oír esto, quisieron bautizarse en el nombre del Señor Jesús, y cuando Pablo les impuso las manos, vino sobre ellos el Espíritu Santo. Entonces se vieron todos inspirados por el Espíritu hablando en lenguas extrañas y comunicando mensajes proféticos. Concluye el relato diciendo que eran unos doce hombres. El número doce conlleva mucho simbolismo, por la semejanza a las doce tribus de Israel; así, en Éfeso, se inauguraba otro Israel pueblo de Dios. Además, doce represente una pequeña comunidad que presagia un gran pueblo de Dios allí en Éfeso.

    2° Meditación:

    Pablo prosigue su misión de pueblo en pueblo. Después de un pequeño descanso en Antioquía cruza la región montañosa de Turquía, antiguamente Asia, y llega a Éfeso donde evangelizará en los años 52-53. La fuerza espiritual de Pablo le viene del Espíritu Santo que lo apoya en su obra. Al imponer las manos sobre los bautizados, estos se llenan a su vez del Espíritu Santo y todo concluye en una gran ovación a Dios. En lenguas extrañas se alaba al Señor y la comunidad se edifica con mensajes inspirados. Recordamos nosotros que también nuestra fuerza está en la presencia del Espíritu Santo permanente en toda obra de bien a favor de los hermanos. ¡Qué el Espíritu Santo actúe siempre en todo lo que obremos!

    3° Oración:

    ¡Bendito sea el Señor, mi Roca! Él es quien me entrena y me prepara para el combate de la fe; él es mi amigo fiel, mi lugar de protección, mi libertador; él es mi escudo, y con él me protejo. Señor ¿qué es el hombre, para que pienses en él? ¿Qué es el ser humano, para que tanto lo estimes? Salmo 144, 1-3. Señor, yo reconozco que tú actúas en mí con la fuerza de tu Espíritu Santo, para que esté siempre atento a las necesidades de la creación.

    4° Contemplación:

    Quiero llegar con Pablo a Éfeso donde él dejó tantos recuerdos. Allí él encuentra una pequeña comunidad de doce hombres y esto basta para que logre una comunidad numerosa de creyentes. Es que la fuerza de Pablo está en el Espíritu Santo que lo apoya y que él lo sabe transmitir a la comunidad de los bautizados. Veo el gozo de los bautizados al recibir el don del Espíritu Santo y todos expresan sus alabanzas en lenguas extrañas y en profecías edificantes. ADH 840

    Lectura Orante

    Amigo del Hogar | Revista

    Orientada esencialmente a la familia desde una visión humano-cristiana, la Revista Amigo del Hogar nace en el año 1942, como obra evangelizadora de los Misioneros del Sagrado Corazón (MSC).

    ¿Quiénes Somos?

    Somos una comunidad religiosa fundada por el P. Julio Chevalier en el año 1854, en Issoudun, Francia. El proyecto al que buscamos ser fieles es, desde el Corazón misericordioso de Jesús, anunciar el amor de Dios al mundo.

    Temas de Salud

    CAMPAÑA: "NOCHES DIGNAS"